Noticias

Diafragma y ansiedad

En sintonía con lo que recomendaba ayer para las molestias y pinchazos en costillas, pecho y espalda ocasionadas por la falta de actividad, exceso de sofá y la tensión mental, añado este gráfico del mecanismo muscular más importante de los implicados en la respiración: el diafragma.

Este músculo se contrae de manera involuntaria casi todo el tiempo.

Cuando inhalamos aire, la cavidad torácica se amplía, el diafragma se contrae y baja, y cuando soltamos el aire, el diafragma se relaja y sube, facilitando la expulsión del aire de los pulmones.

La correcta movilidad de este peculiar músculo es importante para movilizar los fluidos del organismo (sistema linfático y respiratorio, glándulas, vesícula biliar, estómago y páncreas).

Por su situación y las múltiples conexiones que el diafragma tiene con las vísceras toraco-abdominales, un espasmo del mismo puede ocasionar problemas en la respiración, circulación y función digestiva.

Su privilegiada posición en el centro del torso, una mala dinámica de sus movimientos de expansión-contracción, puede perturbar la estática pélvica lumbar, hernia de hiato, lumbalgias, cistitis, colitis o mala absorción de nutrientes, entre otros problemas.

El diafragma tiene una relevancia especial sobre las emociones ¿Por qué? Pues porque cuando tenemos estrés o ansiedad, una de las reacciones automáticas del organismo es acelerar la circulación contrayendo los vasos sanguíneos (más caudal de sangre para oxigenar la respuesta), aumentar el tono muscular (el cerebro piensa que tiene que reaccionar y moverse rápido) y acelerar la respiración para asegurar la supervivencia.

Ésto, muchas veces, es contraproducente para el propio organismo, ya que si no somos conscientes de esas reacciones involuntarias de nuestro cuerpo, el diafragma puede verse alterado y acabar dificultando la respiración, lo que nos da sensación de falta de aire, angustia o respiración superficial e insuficiente.

¿Solución? Romper el círculo. Tomar consciencia de nuestro cuerpo y movilizar el diafragma de manera voluntaria, a través de la respiración.

Las maniobras de liberación del diafragma que realizo en consulta buscan desbloquear la movilidad de la zona, influyendo sobre la columna, cuello y torso, consiguiendo una respiración plena y suficiente.

Como vivimos momentos excepcionales, lo que haré será recomendarte una serie de ejercicios muy sencillos que puedes realizar acostada sobre el suelo en una alfombra o esterilla y de forma que aprendas a repetirlos cuando lo necesites.

Necesito un par de días para grabar y editar el audio con las instrucciones. Pero prometo que merecerá la espera.

Y recuerda, siempre puedes contactar conmigo por teléfono, whatsapp o email si tienes dudas o necesidades.

(Pedro)
Email: info@centretui.com
Teléfono: 627 848 667

Movimiento del diafragma – GBA

Compártelo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

1 comentario en “Diafragma y ansiedad”

Deja un comentario